La Espasticidad y la Parálisis Cerebral

Prevalencia y Efectos

En las personas con parálisis cerebral, la espasticidad se define por “músculos tensos y movimientos torpes”.

Aproximadamente del 70 al 80 % de las personas con parálisis cerebral tienen algún tipo de espasticidad. La presencia de la espasticidad es tan común entre las personas con parálisis cerebral (cerebral palsy, CP) que su forma más prevalente se denomina “parálisis cerebral espástica”.

Se estima que aproximadamente 17 millones de personas en todo el mundo tienen parálisis cerebral, lo que significa que unos 13,6 millones de personas en todo el mundo tienen espasticidad como resultado de la parálisis cerebral. La espasticidad es uno de los síntomas de parálisis cerebral más conocidos, y se manifiesta con músculos tensos y movimientos torpes que suelen considerarse un signo distintivo de la afección.

Para muchas personas con parálisis cerebral espástica, el movimiento puede ser extremadamente difícil, o incluso imposible, debido a la rigidez muscular. La espasticidad también puede hacer que las personas con parálisis cerebral tengan dificultades para sostener y sujetar objetos, o incluso hablar según cuáles sean los músculos afectados por la espasticidad.

(1-nada útil, 5-muy útil)

Tratamiento y Control

Aunque no hay cura para la espasticidad, existe una amplia gama de tratamientos e intervenciones disponibles para ayudar a las personas con parálisis cerebral y espasticidad a vivir una vida sin límites. Las opciones de tratamiento abarcan desde fisioterapia y terapia ocupacional, que pueden ayudar a las personas con parálisis cerebral y espasticidad a aprender a realizar actividades de la vida diaria que pueden verse afectadas por la espasticidad, hasta medicamentos, e incluso posibles intervenciones quirúrgicas.

Existe una gama de opciones de tratamiento quirúrgico y con medicamentos de la espasticidad en personas con parálisis cerebral. Estas opciones de tratamiento son, entre otras: Toxina botulínica A (inyecciones de botox), baclofeno oral, baclofeno intratecal y un procedimiento quirúrgico llamado rizotomía dorsal selectiva (selective dorsal rhizotomy, SDR). El uso de baclofeno intratecal también requiere el implante quirúrgico de un dispositivo que se conoce como bomba de baclofeno.

Para obtener más información sobre estas y otras posibles intervenciones para la espasticidad en personas con parálisis cerebral, visite nuestro sitio web.

Recurso en Español

  • Próximamente

Recursos en Inglés